1. Construí tu propia marca

No importa para qué tipo de proyecto, el cliente siempre va a analizar tu perfil y tu feedback, por lo que es muy importante que mantengas tu perfil actualizado y completo, tanto en las plataformas de empleo, como en tus redes sociales. Esta será tu mejor carta de presentación, si la trabajás bien, vas a aumentar tu reputación y visibilidad online.

2. Antes de aceptar un proyecto

Antes de aceptar un proyecto, asegurate de que conocés todos los detalles del mismo. En caso de tener algún problema, podés ponerte en contacto con el cliente las veces que sea necesario. Una buena comunicación entre los dos, es imprescindible para que el proyecto salga adelante.

3. Marcá un precio razonable

Como freelance, tendrás que hacerte cargo de tus propias finanzas y administrar tu dinero. Conseguir proyectos es importante, pero no por ello debés poner un precio demasiado bajo que menosprecie tu trabajo y esfuerzo. Marcá un precio razonable para el proyecto, que sea justo tanto para vos como para el cliente.

4. No tengas miedo de decir que no

No tengas miedo a decir que no a nuevos proyectos, por miedo a perder clientes. Ellos entenderán que si sos bueno, tendrás mucha carga de trabajo, por lo que esperarán y se mantendrán en contacto contigo para que les reserves tiempo para un futuro proyecto.

5. Hacé Networking

Acudí a eventos y conferencias relacionados con tu especialidad y con el emprendimiento. Es una buena manera de conocer a otros profesionales y también de captar clientes. Salí de tu zona de confort y animate a conocer gente nueva, vas a poder encontrar nuevas ofertas de trabajo y colaboraciones con otros freelancers, que te ayudarán a crecer como profesional y a aumentar tus ingresos.